Facebook Twitter Google +1     Admin

Detente

¡¡ Detente !!

 

¡ El Corazón de Jesús esta conmigo !

 

            La piadosa practica de llevar la imagen del Sagrado Corazón bajo la forma de Escapulario, fue recomendada por la gran Evangelista de esta devoción Santa Margarita María Alacoque.

 

            Quien le dio al detente la forma que hoy conserva fue Sor Ana Magdalena Remuzart, religiosa de la Visitación, cuando la peste asoladora de 1720 en Marsella (Francia), lo extendió por toda la ciudad y sus aterrados moradores le dieron el nombre de salvaguardia porque efectivamente lo fue para muchos millares de personas.

 

¡ El Corazón de Jesús esta conmigo ¡

 

            En 1870 una señora romana deseosa de saber el parecer del Pontífice, presento a Pio IX un detente, recibiendo  por respuesta del Papa estas palabras: Es un pensamiento celestial, si viene del cielo.   Y meditando un momento añadió: Doy mi bendición a este Corazón y quiera que todos  (los detentes) que se hagan conforme a este modelo, reciban esta misma bendición sin que tengan necesidad de ninguna otra.  Además, quiero que el demonio no tenga poder alguno sobre los que lleven este Corazón.

 

            Para alentar la práctica de este Santo Escapulario, el Papa Pio IX concedió 100 días de indulgencia a todos los que lo lleven y recen un Padrenuestro,  seguido de una Avemaría y Gloria.

 

 

¡ El Corazón de Jesús esta conmigo ¡

 

 

            La devoción al detente es santa como santo es el culto y el amor a Jesucristo.  Es fructuosa por las virtudes que ejercitan de fe, oración y esperanza, y pro las grandes gracias y  favores que se han obtenido y se obtienen de su uso.  El Detente significa:  ¡ Detente Satanás, tentación, pasión, peligro, enemistad, tristeza, penas, Infierno...que el Corazón de Jesús, ni Dios, mi Redentor, mi amor, mi esperanza, mi Todo....Esta conmigo !

 

            Por lo tanto, llevar el detente del Sagrado Corazón y llevarlo con fe, es lo mismo que si lleváramos un escudo contra toda clase de peligros. Procuremos que los enfermos, niños y ancianos y todo el mundo lleven encima,  en la cartera o debajo de la almohada (enfermos) un Detente del Sagrado Corazón de Jesús.

04/12/2012 18:00 Maria Montero C sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.